viernes, 18 de febrero de 2011

ADIDAS KANADIA TR3




La gama Kanadia está pensada para correr al aire libre por terrenos difíciles, lo que se conoce ahora como trail running y que cuando yo era más joven se llamaban carreras campo a través, pero se ve que queda más fino e internacional de la otra manera.

Las mías son en concreto las Kanadia TR3 M. ¿porque las escogí? primero porque para hacer deporte siempre he ido muy bien con Adidas, quizás sea su horma que hace que me encajen perfectamente mientras otras me bailan, o su resistencia, pero cuando pienso en deporte y me alejo de criterios puramente estéticos siempre acabo con Adidas. Quería un modelo polivalente que me permitiera tanto entrenar en sala como ir al monte a quemar calorías, por lo que tenía que ser una zapatilla ligera, no demasiado rígida y que además agarrara bien por todo tipo de superficies. El factor precio también tiene su importancia y los 75 euros que me han costado creo que son un buen precio para la calidad de estas zapatillas, me había mirado unas Salomón XT Wings, pero aunque es una gran zapatilla de trail, su precio, 124 euros, me ha tirado para atrás. En la tienda de deportes donde me las pruebo saben lo que se llevan entre manos y acepto sus consejos.

Las tecnologías que incorporan, todas ellas propias de Adidas, son :

Adiprene, que absorve golpes

Traxion para facilitar el agarre

Adiwear que aumenta la durabilidad de la suela

En cuanto a diseño son bastante chulas. Aunque puedes elegir en varias combinaciones las mías son naranjas y grises destacando la suela del primer color. Sus cordones tipo bota de montaña permiten un ajuste bastante bueno y regular en todo el pie. En la parte del talón llevan una tira que es muy práctica para calzarse sin necesidad de tener que forzarlas. La suela está formada por una especie de taquitos, en ella aparece una inscripción que indica que repelen el barro.

La idea de la opinión es ir contando mi experiencia en distintas situaciones para dar una idea global de como van estas zapatillas, y de esta manera poder ayudar a quien me lea. Por esta razón la opinión va a estar muy viva.

PRIMER DIA DE USO

Trayecto de 800 metros hasta el gimnasio caminando deprisa.

El calzado ajusta perfectamente, pero el contacto con el terreno, losa de hormigón y asfalto, da sensación de inestabilidad, como si estuvieras flotando, no obstante el sistema de amortiguación hace la corta caminata muy agradable.

Entrenamiento en sala:

Antes de entrar vuelvo ajustar los cordones ya que durante el camino las zapatillas se han dado un poco. Tal y como marca mi programa hago 19 kilómetros en elíptica. Las zapatilas no se mueven, no hay rozamientos y por tanto hoy no han aparecido ampollas, parece una tontería pero en una elíptica pueden aparecer estas molestias. Se echa en falta un poco más de amortiguación en la parte delantera del pie al forzar los movimientos, aunque la trasera, en el talón, funciona perfectamente.

Trayecto de 800 metros de vuelta a casa corriendo. Muy buenas sensaciones , casi desaparece la sensación de inestabilidad y las zapatillas empiezan a dar una idea de su polivalencia.

En todas las actividades el pie ha transpirado perfectamente, me alegro de no haber cogido las de gore tex, también de la misma gama, pero desaconsejadas por la dependienta cuando me ha preguntado el uso que les iba a dar.

POSTERIORES

Las Kanadia empiezan a ser molestas para elíptica sobrecargándose mucho la parte anterior del pie tras hacer 25 km, está claro que no están pensadas para este aparato.

1 comentario:

  1. yo creo que haciendo 25km en la eliptica, cualquier zapatilla que te pongas te hara eso, yo haciendo 1 hora, a los 40 min se me duermen las piernas.

    ResponderEliminar